EL 4 DE NOVIEMBRE DE 2017
Tomémonos las calles y las plazas públicas
en las ciudades y los pueblos por todo Estados Unidos y continuemos
día tras día y noche tras noche —sin parar— hasta que se cumpla nuestra DEMANDA

¡NO!
¡Esta pesadilla tiene que terminar:
El régimen de Trump y Pence tiene que marcharse!

¡En nombre de la humanidad, nos NEGAMOS a aceptar a un Estados Unidos fascista!

Una pesadilla:

Los inmigrantes viven bajo el terror — su siguiente paso podría resultar en la detención, la deportación y la separación de sus hijos y seres queridos.

Una pesadilla:

Satanizan, prohíben y expulsan a los musulmanes y refugiados.

Una pesadilla:

Niegan a millones de personas —niños, ancianos, enfermos y pobres— cuidados médicos, asistencia alimenticia, el propio derecho de vivir.

Una pesadilla:

Cosifican y denigran a las mujeres y les niegan el derecho básico de controlar su propia reproducción; el fascismo cristiano fundamentalista cada día más se codifica en leyes.

Una pesadilla:

Estigmatizan y rechazan a la gente LGBTQ y le niegan derechos civiles ganados hace poco.

Una pesadilla:

El presidente amenaza abiertamente a la gente negra y latina, y las condenas máximas y el parar y registrar se extienden a nivel nacional, y se intensifican la brutalidad y el asesinato policial de nuestros jóvenes, sin restricciones.

Una pesadilla:

Bombardeos, ocupaciones, guerra y el peligro de una guerra nuclear amenazan a la gente por todo el mundo, con el dedo del Trump “Estados Unidos Ante Todo” encima del disparador nuclear.

Una pesadilla:

Aporrean la verdad —riegan mentiras y más mentiras— están destruyendo el pensamiento crítico en la educación y el discurso público.

Una pesadilla:

El planeta entero corre peligro debido a un régimen que rechaza la realidad del calentamiento global y eviscera todas las protecciones ambientales.

Una pesadilla:

Paso por paso el régimen está descartando los derechos democráticos básicos, persiguiendo a un grupo tras otro y suprimiendo el disentimiento y la resistencia. Un régimen que desata la violencia de golpeadores fascistas. Este es el fascismo — un cambio cualitativo en la forma de gobernar la sociedad. La historia ha demostrado que hay que parar el fascismo antes de que sea tarde.

ESTA PESADILLA TIENE QUE TERMINAR. Millones sienten esto y se angustian sobre la pregunta de cómo parar este horror implacable. Lo que está en juego es nada menos que el futuro de la humanidad y del mismo planeta.

¿Quiénes pondrán fin a esta pesadilla? Nosotros. Sólo la lucha decidida de millones de personas en acción, juntas, con valor y convicción puede sacar del poder a este régimen.

EL 4 DE NOVIEMBRE DE 2017:

Nos reuniremos en las calles y las plazas públicas de ciudades y pueblos por todo Estados Unidos, al inicio con muchos miles declararemos que este régimen en su conjunto es ilegítimo y que no nos detendremos hasta que se cumpla nuestra demanda sola y única: Esta pesadilla tiene que terminar: ¡El régimen de Trump y Pence tiene que marcharse!

Nuestra protesta tiene que crecer día tras día y noche tras noche —en que los miles llegan a ser cientos de miles, y de ahí millones— decididos a actuar para ponerle fin al grave peligro que el régimen de Trump y Pence representa para el mundo, exigiendo que este régimen en su conjunto sea sacado del poder.

Nuestras acciones reflejarán los valores de respeto por toda la humanidad y por el mundo que queremos — en marcado contraste con el odio y la intolerancia del régimen fascista de Trump y Pence.

Nuestra determinación de persistir y no retroceder obligará al mundo entero a prestar atención. Cada fuerza y facción en la estructura del poder se verá obligada a responder a nuestra demanda. Las grietas y divisiones entre los de arriba, que ya son evidentes hoy, se intensificarán y ensancharán. A medida que atraigamos a más y más personas a ponerse de pie, todo esto podría llevar a una situación en que este régimen ilegítimo sea sacado del poder.

Corra la voz y organícese ahora. Sea parte de hacer historia. Que no digan que usted se quedó al margen cuando aún había una oportunidad de detener a un régimen que pone en peligro a la humanidad y al mismo planeta. Participe en tomarse las calles y las plazas públicas día tras día y noche tras noche manifestando que en nombre de la humanidad, nos NEGAMOS a aceptar a un Estados Unidos fascista.

El 4 de noviembre de 2017, nos pondremos de pie hombro a hombro con convicción y valor, superando el miedo y la incertidumbre, para insistir que: ¡Esta pesadilla tiene que terminar: El régimen de Trump y Pence tiene que MARCHARSE!

¡En nombre de la humanidad, nos NEGAMOS a aceptar a un Estados Unidos fascista!

¡ESTA PESADILLA TIENE QUE TERMINAR:
EL RÉGIMEN DE TRUMP Y PENCE TIENE QUE MARCHARSE!

refusefascism.org

 

 

Se necesitan: Voluntarios para revcom.us y Revolución

Envíenos sus comentarios.

Si le gusta este artículo, suscríbase, done y contribuya regularmente al periódico Revolución.