La invasión yanqui de Afganistán:
Masacres, títeres, cabecillas feudales y marines

Obrero Revolucionario #1130, 9 de diciembre, 2001, en rwor.org

La invasión de Asia Central ha empezado.

Las fuerzas estadounidenses se han apoderado de otra base aérea, esta vez en la república de Kirguizistán, lo que se suma a las que tienen en Uzbekistán y Paquistán. Mil marines están en las afueras de la ciudad de Kandajar, en el sur de Afganistán. Los comandos de Estados Unidos e Inglaterra han convertido la vieja base soviética de Bagram en un cuartel de operaciones.

Afganistán está repleto de agentes de la CIA, fuerzas especiales, comandos y asesores yanquis, y cuantos mercenarios y oportunistas feudales pueda contratar una superpotencia.

Bienvenidos al imperio.

Estados Unidos dice que todo lo que hace es por el bien; hoy no es diferente. Dice que los tribunales militares son para "defender la libertad" y que la conquista de Afganistán es "liberación".

La clase dominante de Estados Unidos está matando a quienes acusa de los atentados del 11 de septiembre para aleccionar al resto del mundo. Pero, inevitablemente, está reorganizando a Afganistán para que cuadre dentro de un Nuevo Orden Mundial. Por eso los diplomáticos están preparando un nuevo gobierno títere para Afganistán. Todos los aliados de Estados Unidos y países del tercer mundo de la región tienen que encajar a la brava en su lugar, según los intereses del imperio estadounidense.

Puede que la "construcción de naciones" esté pasada de moda, pero la "construcción de imperios" es muy in.

┐Qué significa esto para el pueblo afgano y el resto de Asia Central y el sur de Asia? Las armas siguen hablando por todo el país, pero las maniobras de Estados Unidos y sus títeres dejan ver la visión del imperio para la sociedad que vendrá.

Pelando las mentiras, se ven nuevas componendas de los mismos viejos opresores.

Interrogatorio de la CIA y masacre

Una vez derrotado el Talibán en el norte de Afganistán, miles de soldados quedaron atrapados en Konduz. Para apaciguar a la clase dominante de Paquistán, Estados Unidos permitió que sus aviones evacuaran a los talibanes paquistaníes. La mayoría de los demás se rindió el 24 de noviembre ante la Alianza del Norte, y entre 400 y 800 presos de guerra fueron trasladados a la fortaleza de Qalai Janghi en la ciudad de Mazar-i-Sharif, que está bajo el control del general Rashid Dostum. En los tres días siguientes, las armas de la Alianza del Norte y las bombas de Estados Unidos mataron a casi todos.

La prensa de Estados Unidos propagó por todo el mundo la justificación del Pentágono: los presos se rebelaron, se apoderaron de armas, combatieron y fue necesario matarlos. El agente de la CIA que murió es un "héroe".

Pero los hechos dicen algo distinto. A los periodistas se les había prohibido ir a la parte sur del fuerte, pero un fotógrafo que se metió a hurtadillas vio cientos de cadáveres con las manos amarradas por detrás y vio a soldados de la Alianza del Norte cortando las sogas para ocultar la verdad.

El Times de Londres informa que según testigos la rebelión estalló como consecuencia de los interrogatorios de la CIA y porque les estaban atando las manos a los presos.

Los presos temían que la CIA los torturara y los ejecutara. Por lo menos a 200 les ataron las manos antes de que los otros se rebelaran. Los informes indican que los presos mataron a uno de los interrogadores de la CIA con sus propias manos.

Durante tres días, la Alianza del Norte y Estados Unidos llevaron a cabo una masacre de presos de guerra, lo que algunos periódicos árabes dicen fue la intención desde el principio. Los aviones y helicópteros de Estados Unidos bombardearon la fortaleza por lo menos 30 veces y mataron a casi todos.

Un informe del Times señala que 12 comandos estadounidenses e ingleses "estaban a cargo de todo", ordenando arrogantemente a los soldados de la Alianza del Norte cómo llevar a cabo la operación "de limpieza". A los presos que se rendían los ejecutaban instantáneamente. Días después, un grupo de sobrevivientes salió porque les inundaron el lugar donde estaban. No se sabe si los ejecutaron.

Amnistía Internacional y otras organizaciones que velan por los derechos humanos han pedido una investigación para determinar si se violaron las leyes internacionales de la conducta de guerra establecidas por la Convención de Ginebra. Los gobiernos de Estados Unidos e Inglaterra se oponen.

Abdullah Jan Tawhidi, un viceministro del Ministerio de Seguridad de la Alianza, dijo: "No fue gran cosa". Una fuente del gobierno inglés le dijo al Guardia: "No se puede ser tan delicado". El secretario de Defensa yanqui, Donald Rumsfeld, dijo que no le gustaban los acuerdos de rendición y prefería matar a los enemigos de Estados Unidos.

El International Herald Tribune informó sobre otra masacre de 160 presos de guerra cerca de Kandajar, con la presencia cercana de asesores estadounidenses. Un comandante pashto pro Estados Unidos dijo: "Se les puso en una fila y seis de nuestros combatientes los acabaron con metralletas".

Estados Unidos ha conseguido que otros mueran y maten. Las fuerzas de la Alianza del Norte que Estados Unidos dirige (y protege desde el aire) son una fuerza reaccionaria que desde hace mucho tiempo viene cometiendo masacres.

Las fuerzas chauvinistas tajik de la Alianza del Norte que hoy están en control de Kabul en 1995 violaron a las mujeres chiítas en masa.

En la década de los 80, el general Dostum estuvo al mando de fuerzas aliadas con los soviéticos, y es famoso por masacrar a progresistas y maoístas. En la década pasada luchó contra los talibanes cuando los promovían Paquistán y Estados Unidos. Ahora encabeza la segunda fuerza a sueldo de Estados Unidos.

A medida que caen los talibanes, los reemplazan fuerzas feudales y gángsteres. Gulbuddin Hekmatyar es ahora "gobernador" de la provincia Logar, en las afueras de Kabul. Este despreciado individuo masacró a cientos de maoístas en los años 80 y luego pasó a ser agente de la CIA y a dirigir a los mujaidines. En su juventud, encabezaba un grupo de fundamentalistas que se ganó fama por echarle ácido en la cara a las mujeres que salían sin el rostro cubierto.

Esas son las fuerzas que Estados Unidos ha vuelto a poner en el poder.

Los títeres

A fines de noviembre, en Bonn, Alemania, la ONU celebró una reunión para ponerle mampara a la colonización yanqui de Afganistán. Participaron diferentes grupos reaccionarios con la esperanza de forjar una coalición que le puedan imponer al pueblo.

El plan era crear un "gobierno de transición" que pueda gobernar por lo menos Kabul hasta que consiga la legitimidad necesaria de la "Loya Jirga" (una asamblea de caciques tribales) que se reuniría en la primavera.

Estados Unidos dice que es un gobierno "amplio", o sea de todos los gandallas que pudo comprar. Mientras tanto, las amplias masas de obreros, campesinos, refugiados, las mujeres, los progresistas y demás deben permanecer fuera del poder y dominados.

La reunión de Bonn fue una farsa desde el principio, puesto que la mayoría de los exiliados no cuentan con apoyo dentro de Afganistán. El único respaldo que tiene el rey es el de los marines.

La Alianza del Norte, que sí tiene tropas y territorio, no va a renunciar a la posición de "títere mayor" (mucho menos a la oportunidad de manejar la "reconstrucción" del país con los fondos y envíos esperados) ante el playboy rey (tan viejo que tenía lazos con Hitler). Tampoco está dispuesta a entregar la capital a fuerzas de la ONU.

Otra farsa de la reunión de Bonn fue que la hicieron pasar como un paso hacia la autodeterminación nacional y la emancipación de la mujer.

Las fuerzas reunidas en Bonn son asesinos reaccionarios y lacayos sinvergüenzas de una u otra potencia extranjera. Los que protestaron contra los planes de Estados Unidos (por ejemplo, sectores de la Alianza del Norte), lo hicieron con el apoyo de Rusia y de Irán. Rusia ha enviado cientos de soldados a Kabul.

Estados Unidos dice que las fuerzas de la ONU que lleguen a Kabul serían "neutrales", cuando se sabe que se basarán en las fuerzas armadas fascistas de Turquía, que desde hace años masacran al pueblo curdo.

Con respecto a la emancipación de la mujer, Estados Unidos ha realizado una campaña para dar la impresión de que sus tropas van a mejorar la situación de la mujer, por lo cual permitieron que un puñado de mujeres observara la reunión de Bonn.

Todavía no está claro qué fuerzas gobernarán Afganistán después de la guerra, pero sí se ve clarísimo que en la nueva sociedad la mujer seguirá oprimida y subyugada. Pensemos un minuto: ┐Qué ideas representa la Loya Jirga? Estados Unidos dice que ese consejo tribal es la voz "tradicional" del pueblo afgano. Pero la verdad es que es una asamblea de unos 200 gángsteres, cabecillas feudales y caciques tribales. Su poder e influencia se basa en las costumbres patriarcales de la sociedad tradicional ligada a potencias extranjeras y al tráfico del opio. ┐Piensa alguien verdaderamente que van a abolir los matrimonios forzados, la subordinación de la mujer en el hogar ante el esposo y el padre, o que van a defender la educación secular y la ciencia ante la locura religiosa?

Indudablemente los marines estacionados en Asia Central darán a conocer a las muchachas y mujeres el "moderno" papel sexual: prostitución, como en Bangkok, la Bahía Subic, Okinawa, Baharain y donde sea que han puesto pie. O tal vez aprenderán la "liberación" de trabajar en las maquiladoras como muchas mujeres en Hong Kong y Jakarta.

Estados Unidos está organizando una competencia para ver quién es el "mejor lacayo". Quiere un gobierno estable y títere forjado de las mismas fuerzas de clase feudales que gobernaron durante el tiempo de los talibanes.

┐Puede en realidad ser libre el pueblo afgano, y especialmente la mujer, si no tumba a los cabecillas feudales, a los aspirantes a capitalistas compradores y a los imperialistas que dominan el mundo?

*****

LIBERACIÓN: Para los oprimidos es una palabra dulce y querida; la susurramos en nuestros sueños, la compartimos cuando hacemos nuestros planes por un mundo diferente. La prensa de Estados Unidos mancha esta palabra, como cuando dice "la liberación de Konduz" o "la liberación de Kabul" y eso da rabia. Estados Unidos está tratando de destruir a los talibanes, un reaccionario movimiento que forjó y puso en el poder, y lo quiere reemplazar con otras fuerzas igualmente salvajes y reaccionarias, pero más obedientes y eficaces.


Este artículo se puede encontrar en español e inglés en La Neta del Obrero Revolucionario en:
rwor.org
Cartas: Box 3486, Merchandise Mart, Chicago, IL 60654
Teléfono: 773-227-4066 Fax: 773-227-4497
(Por ahora el OR/RW Online no se comunica por correo electrónico.)