Miles repudian el G20, el FMI y el Banco Mundial

Contra las barricadas en Ottawa

Obrero Revolucionario #1130, 9 de diciembre, 2001, en rwor.org

Del 16 al 18 de noviembre, miles de personas se dieron cita en Ottawa, la capital de Canadá, para protestar contra la reunión de los ministros de Economía y jefes bancarios del "G20" (los 20 países de las economías más grandes), el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial.

No fue fácil organizar la protesta con apenas cuatro semanas de anticipación; les tocó una lucha cuesta arriba en el ambiente fascista que los gobiernos han espoleado tras el 11 de septiembre. Pero a pesar de las amenazas y ataques de la policía, las protestas lograron condenar una vez más la opresión de los pueblos del planeta por la globalización capitalista. Mientras los opresores globales se reunían en el Centro de Convenciones de Ottawa, miles reclamaron a gritos un mundo diferente, y condenaron la miseria que el capitalismo produce, la guerra de Estados Unidos y sus aliados contra Afganistán y la criminalización de la protesta política.

Centenares de policías antimotín resguardaron la reunión con gas lacrimógeno, balas de goma, gas pimienta, macanas, cañones de agua, escudos y perros. Les cayeron encima a los manifestantes en repetidas ocasiones y arrestaron a los vestidos de negro o que tenían máscaras antigás; los perros policiales mordieron a varios. Pero los manifestantes se mantuvieron firmes y se defendieron; le tiraron objetos a la policía y se lanzaron contra las barricadas de metal que delineaban la "zona roja" alrededor de la reunión.

Las autoridades capitalistas querían frenar las protestas a como diera lugar: detuvieron, registraron, hostigaron y fotografiaron a activistas en la frontera. La aduana prohibió la entrada a muchos. (Al cierre de esta edición, no se sabe cuántos). El servicio de inmigración detuvo a dos pacifistas de Estados Unidos, Lisa Fithian y Starhawk, en el aeropuerto de Ottawa; a Fithian le dijeron que o abandonaba el país o la deportaban. Como no quiso abandonar el país, la detuvieron por un par de días.

El 16 de noviembre, el Comité de Ottawa contra los Tories (OCAT), CLAC (La Convergence des Luttes Anti-Capitaliste [La Convergencia Anticapitalista]) y Black Touta convocaron un mitin/marcha. Centenares de chavos marcharon al Centro de Convenciones, que estaba rodeado por policías antimotín y una serie de barricadas. Una nota en la página web de Ontario Indymedia de un participante del bloque negro anarquista informó: "La marcha cobró fuerza al acercarse a las barricadas. Aunque éramos pocos, fácilmente desmantelamos la pobre barricada policial y la aprovechamos para nuestros propios fines".

El 17 de noviembre se celebró la gran movilización convocada por Democracia Global Ottawa, a la cual se unieron los grupos anarquistas que protestaron el día 16. Las marchas se iniciaron por la mañana en tres puntos de la ciudad para convergir en un mitin en el centro frente a la Suprema Corte. Miles de manifestantes acudieron a Lebreton Flats al oeste, centenares a Hull (al noroeste, cruzando el río Ottawa) y centenares más a la Universidad de Ottawa al sureste. (Véase en esta página: "Carta desde el frente de batalla en Ottawa" de una participante que informa sobre las marchas).

Esa noche, muchos fueron a la cárcel a solidarizarse con los compañeros arrestados. La policía les apuntó rifles que disparan balas de goma y proyectiles, y confiscó carteles y palos. Al día siguiente, se manifestaron frente al palacio de justicia, gritando: "Liberez nos camarades!" (íLibertad para nuestros camaradas!). Por la tarde, soltaron a 47 y solo tres permanecían en la cárcel. Hubo varias pequeñas marchas y un plantón en el Monumento a la Guerra.

En esas mismas fechas, miles de personas protestaron contra la Escuela de las Américas en Fort Benning, cerca de Atlanta, Georgia. Enviaron una declaración de solidaridad a los luchadores de Ottawa: "Nos reunimos en estas fechas, ustedes en un lugar y nosotros en otro, para luchar contra dos aspectos de un solo gran sistema de maldad... Ustedes en Ottawa y nosotros en Georgia nos unimos en la misma lucha. Hoy nos solidarizamos con ustedes, alzamos nuestra voz colectiva y nos volcamos a la calle, reclamando un mundo libre de dominación militar y violencia económica, un mundo donde prevalezca el poder del pueblo y vivamos sin terror. Hoy nos unimos férreamente en la lucha por la justicia".


Este artículo se puede encontrar en español e inglés en La Neta del Obrero Revolucionario en:
rwor.org
Cartas: Box 3486, Merchandise Mart, Chicago, IL 60654
Teléfono: 773-227-4066 Fax: 773-227-4497
(Por ahora el OR/RW Online no se comunica por correo electrónico.)