Los presos combativos de Turquía

Gobierno turco masacra a presos huelguistas

Obrero Revolucionario #1085, 7 de enero, 2001, en rwor.org

El 19 de diciembre, el gobierno de Turquía lanzó un sanguinario ataque contra los presos políticos de 20 penales para meterlos en diminutas celdas aisladas ("tipo F"). Una fuerza militar abrumadora de la policía, el ejército y el nefasto "Equipo Especial" atacó los penales. Abrieron huecos en los muros con aplanadoras y arremetieron contra los presos. "Abrieron fuego sin ninguna advertencia", dijo un sobreviviente. Dejaron 30 muertos y cientos de heridos.

Los presos políticos se defendieron heroicamente; en algunos penales su valiente resistencia contra las fuerzas de seguridad duró varios días. Una declaración del 22 de diciembre del Comité para Parar la Represión de los Presos Políticos de Turquía informó: "Los presos construyeron barricadas y se defendieron con armas hechas a mano. Fabricaron máscaras antigás (de botellas de refresco), hondas y cocteles Molotov. Repelieron a las fuerzas de seguridad varias veces y les causaron bajas, a pesar de su abrumadora superioridad numérica y de que bloquearon toda comunicación entre los presos y la población civil con helicópteros Sikorsky".

El gobierno reaccionario bloqueó la información: selló los penales y no permitió que los periodistas se acercaran; el Tribunal de Seguridad prohibió cobertura "excesiva" del ataque y de las protestas callejeras que prendió.

El gobierno corrió a tapar sus huellas sangrientas con un torrente de mentiras y tergiversaciones. En muchos casos, negó tajantemente que los presos murieran a manos de las fuerzas de seguridad; dijo que "se prendieron fuego" o que, ísus compañeros los quemaron! En el colmo del cinismo, el nombre del ataque fue "Operación Compasión" (o "Operación Salvar la Vida") y supuestamente el objetivo era "salvar la vida" de los presos que están en huelga de hambre contra las celdas de aislamiento. La prensa grande de Estados Unidos y otros países naturalmente repite esas mentiras.

En cambio, el Comité para Parar la Represión de los Presos Políticos de Turquía ha brindado información de testigos oculares: "Fueron ellos [las fuerzas de seguridad] quienes subieron al techo de la Prisión Bayrampasa de Estambul y derramaron gasolina por un hueco que abrieron en el dormitorio de las reclusas (Unidad 4, Edificio C). Una presa que salió en camilla dijo que quemaron vivas a seis compañeras, y las enfermeras que atendieron a las heridas lo confirmaron. De hecho, los soldados tenían una lista y fotos de presas fichadas para matarlas".

Un preso del penal de Gebze en la ciudad de Izmit dijo: "Reclamamos que llevaran a los heridos al hospital, pero no sacaron a nadie hasta que terminó el operativo de 10 horas.... Al final, los soldados se pusieron a golpearnos con todo lo que tenían a la mano".

Para justificar los ataques a los presos políticos, las autoridades pusieron la realidad patas arriba: dijeron que nada más querían recuperar el control de los penales, que eran "feudos independientes" de los presos. Pero la realidad es todo lo contrario: los presos políticos se encuentran en esas mazmorras debido a la fascista ley "antiterrorista", con la cual meten a los revolucionarios a la cárcel años por el simple hecho de tener un volante de las muchas organizaciones proscritas. La tortura, agresiones a las presas y otros atropellos abundan en las cárceles de Turquía (según documentación de las organizaciones de derechos humanos).

Tras el ataque a los presos políticos, el gobierno otorgó amnistía a miles de presos comunes (pero no a los presos políticos) a fin de reducir la cantidad de presos comunes para desatar una mayor represión contra los presos políticos.

Al cierre de esta edición, se informa que los presos políticos siguen en huelga de hambre. Han trasladado a la fuerza a centenares a los penales tipo F, y muchos están incomunicados en celdas de aislamiento y unidades médicas especiales. Un abogado defensor de los presos dijo: "Todos los que estaban en huelga de hambre siguen en huelga. Muchos están graves, pues la mayoría sufrió heridas en el ataque. No me permiten comunicarme con varios clientes y temo por su bienestar e integridad física".

La lucha en los penales de Turquía

Los presos tienen una larga y heroica tradición de lucha contra la dictadura. Cuentan con el apoyo del pueblo oprimido de Turquía y, a su vez, la resistencia de los presos fortalece la lucha popular. Los revolucionarios maoístas del Partido Comunista de Turquía (Marxista-Leninista) (TKP [ML]) están en las primeras filas de la lucha en los penales; en el campo, sus camaradas, unidos a los campesinos, siguen librando una lucha armada revolucionaria contra el gobierno. El TKP (ML) participa en el Movimiento Revolucionario Internacionalista (MRI).

El gobierno de Turquía lleva muchos años tratando de meter a los presos revolucionarios en celdas tipo F a fin de quebrarlos y aplastar su resistencia. Estos las llaman celdas de la muerte, pues facilitan la tortura y otros atropellos.

En una declaración de apoyo a los presos políticos de Turquía, el Comité del MRI (CoMRI) describió las celdas: "En las prisiones tipo F recluyen a un máximo de seis presos políticos en diminutas celdas aisladas. No pueden hablar con los presos de otras celdas y solo tienen una visita de media hora cada semana con sus familiares; el resto del tiempo están encerrados sin ningún otro contacto humano. Los presos no ven luz natural: reciben la comida cada día por debajo de la puerta de su celda sin ventanas. La clase dominante de Turquía espera que con esa tortura psicológica aplastará a los presos políticos y abrirá el paso a una era de paz social en todo el país".

La lucha contra los penales tipo F aumentó a lo largo del año pasado. El 10 de octubre, centenares de presos políticos por todo el país iniciaron una huelga de hambre. Una declaración de un comité de presos del TKP (ML) y el Frente-Partido Popular Revolucionario de Liberación (DHKP-C) señaló: "La fuerte voz de nuestra resistencia hará eco en los penales de todo el país. Hoy, ante todo el mundo, declaramos una vez más al imperialismo y a sus colaboradores y servidores: ípara nosotros, la victoria; para ustedes, la colaboración, el servilismo, la derrota y la capitulación!".

Protestas condenan al gobierno de Turquía

La sangrienta ofensiva contra los presos políticos ha prendido protestas tanto en Turquía como en el extranjero. El Comité para Parar la Represión de los Presos Políticos de Turquía informa: "Hubo manifestaciones contra el vil ataque del gobierno y batallas campales contra la policía y los fascistas Lobos Grises en Ankara, Estambul, Adana, Izmir y otras ciudades. Los jóvenes y los familiares de los presos jugaron un papel clave, y animaron a muchos más a unirse y atacar los carros blindados de la policía con piedras y cocteles Molotov. En la plaza Taksim de Estambul, 2000 personas libraron una batalla campal de hora y media.... El jefe de la policía de Estambul informó que el 20 de diciembre el Ejército de Liberación de los Obreros y Campesinos de Turquía, dirigido por el Partido Comunista de Turquía (Marxista-Leninista), emboscó nuevamente a las fuerzas de seguridad en Okmeydani, una villa miseria de Estambul. Atraparon una patrulla e hirieron a dos policías. Asimismo, atacaron el local de los odiados Lobos Grises, y dejaron uno muerto y dos gravemente heridos".

En Londres, una protesta paró una enorme noria en un importante lugar turístico por varias horas el 20 de diciembre. Asimismo, se realizaron plantones en la sede del Parlamento Europeo en Berna, Suiza, y la Comisión Europea en Londres, que condenaron a los imperialistas europeos que respaldan a los generales de Turquía.

Por su parte, el imperialismo estadounidense le da un gran respaldo al gobierno criminal de Turquía, pues dicho país es una pieza clave de los planes para la región y es uno de los que recibe más ayuda militar yanqui. Por eso es de especial importancia que el pueblo estadounidense apoye la lucha de los oprimidos de Turquía y la resistencia en los penales.

En una declaración publicada antes del ataque, el Comité para Parar la Represión de los Presos Políticos de Turquía describió una videograbación de los presos: "Algunos cantan canciones revolucionarias y explican por qué dan ese paso dramático [de iniciar una huelga de hambre], por qué arriesgan la vida. Con mantas de Mao Tsetung e Ibrahim Kaypakkaya [líder del TKP (ML) asesinado por el gobierno] en el fondo, los presos proclaman que no los derrotarán, que no aislarán su lucha ni los quebrarán; al contrario, ellos saldrán victoriosos".


Este artículo se puede encontrar en español e inglés en La Neta del Obrero Revolucionario en:
rwor.org
Cartas: Box 3486, Merchandise Mart, Chicago, IL 60654
Teléfono: 773-227-4066 Fax: 773-227-4497
(Por ahora el OR/RW Online no se comunica por correo electrónico.)